“Socios no rivales”

41

De Pablo Sandoval.

Acabamos  de cumplir junto a mi esposa Carol Yoana 15 años de casados , la verdad todo un logro para nosotros mas hoy en día donde según las estadísticas se considera que una pareja es exitosa si llegan a los 7 años de matrimonio (es decir que nosotros ya duplicamos el éxito).

A lo largo de estos 15 años hemos pasado momentos de felicidad absoluta, pero también de llanto amargo, momentos de prosperidad y momentos de escases, momentos de grandes logros pero también hemos pasado momentos de fracasos pero cada uno de esas etapas han sido transitadas de la MANO DE DIOS.

Al principio fue difícil complementarnos, la convivencia nos costó mucho pero ¿saben por qué? Porque tanto mi esposa como yo creíamos que éramos RIVALES y cada cual quería ganar en medio de una discusión sin importar cuál sea la consecuencia, creíamos que aun estando casados podíamos IMPONER  nuestra postura tanto en la pareja, en la economía del hogar como así también en la crianza de nuestros hijos , no entendíamos que el éxito de uno era el éxito de los dos.

Pero gracias a DIOS el llegó a nuestras vidas para tomar el control de nuestro matrimonio y ser el núcleo de nuestra familia.

DIOS a través de su palabra nos enseñó que: MEJOR SON DOS QUE UNO

Que si uno cae el otro lo levantará

Que si vienen ataques a nuestro hogar juntos lo podemos vencer y que cordón de tres dobleces no se rompe pronto (Eclesiastés cap 4 versículos del 9 al 12).

Con el correr de los años entendimos que mi esposa y  yo somos LOS MEJORES SOCIOS y juntos (y cuando digo juntos también incluyo al señor JESUS) hemos podido formar una hermosa familia viendo la mano de DIOS  a nuestro favor a cada paso.

El problema de muchas parejas es que no entienden este principio y pasan años de matrimonio discutiendo para ver quién gana la pelea sin darse cuenta que en realidad ninguno gana sino que la que pierde es la familia.

Una familia que con el correr de los años se va deteriorando y por último termina desintegrada.

El fracaso de muchas parejas (incluso parejas cristianas) es que no entienden lo que dice el sabio salomón en Eclesiastés, tu esposa/o nos es tu rival sino tu socia/o.

Tu esposa merece todo el cariño, respeto y admiración debido a que es tu AYUDA IDONEA   (génesis cap 2 vers 18 al 23)

Tu esposo merece que lo ames y estés sujeta a el tal como lo dice DIOS a través de su palabra (Efesios 5:21, 1Pedro 3:1 )

Si dejamos que DIOS sea parte fundamental de nuestro matrimonio él se encargara de enseñarnos por su palabra como llegar a tener un matrimonio exitoso.

Así que recuerda NO SOMOS RIVALES SOMOS SOCIOS , ponte de acuerdo con tu esposa/o , valora su opinión , haz que se sienta amado/a , dile lo importante que es para ti y por sobre todas las cosas ORA por ella/el.