Dirigentes de la colectividad sabían del caso hace 9 meses. Apenas recibieron la denuncia, apartaron de sus funciones al presunto agresor.

“Revolución Democrática le pide perdón a la víctima, porque nos faltó celeridad y perspectiva de género”, señaló el partido a través de un comunicado respecto a la denuncia de violación al interior de la colectividad. 

La acusación fue contra Gabriel Ramírez, quien fue consejero político del partido y quien fue apartado de sus funciones una vez que se conociera la denuncia por parte de los dirigente del RD, hace 9 meses.

La víctima declaró que mantenía una relación informal con Ramírez. Luego de una fiesta compartieron un uber, ambos en estado de ebriedad. “Había un ambiente de confianza hasta ese día. Llegamos a su casa y comenzamos a besarnos, cuando la instancia pasó a mayores, yo consciente de mi condición etílica, le pedí que no siguiera y me puse de costado con disposición a dormir. Desperté un rato después -no sabría decir cuanto- desorientada y siendo partícipe de una relación sexual que no recordaba haber consentido”, relató la mujer identificada como F, integrante de la Unión Nacional Estudiantil (UNE).

“Como partido no estamos ajenos a la violencia de género que está presente en toda nuestra sociedad, pero tenemos la obligación y responsabilidad de estar a la altura en la forma en que lo enfrentamos y sancionamos”, continúa la declaración.

En términos prácticos, RD se comprometió a “enfrentar con medidas concretas, como capacitación a los tribunales supremos y un referéndum en un plazo máximo de 60 días que reforme nuestra institucionalidad”.

En paralelo, se pretende reformar el Tribunal Supremo, los Tribunales Regionales y toda la institucionalidad interna asociada a la solución de acusaciones de violencia de género.

Además, se realizará una capacitación integral en perspectiva de género a los integrantes de los tribunales de ética y se establecerá una comisión investigadora que incluya organizaciones asesoras que garanticen independencia y rigurosidad en el tema, con enfoque feminista y de derechos.

También se implementará un plan integral de prevención de la violencia de género al interior del partido, que modifique prácticas y procedimientos de inserción, formación, sanción y comunicación.